La Caixa ha realizado una emisión de 1.500 millones de euros de cédulas hipotecarias con un plazo de amortización de tres años dirigida a inversores institucionales. En un comunicado la caja explica que esta operación es la primera de su naturaleza realizada por una entidad financiera española este año, añadiendo que ya ha suscitado el interés de varios bancos, fondos de inversión y compañías de seguros, tanto europeos como de otros continentes.