La dirección de la brasileña Usinas Siderurgicas de Minas Gerais (USNZY), o Usiminas, planea aprobar un programa para que la compañía emita deuda a largo plazo no garantizada y no convertible por hasta 2.000 millones de reales, unos 1.100 millones de dólares. El directorio de Usiminas pretende aprobar el programa de deuda de la compañía durante una reunión de accionistas que se realizará el 27 de diciembre. El programa de deuda a largo plazo no garantizada forma parte de un esfuerzo por financiar los planes de inversión de la empresa hasta 2012.