La empresa brasileña de telefonía móvil TIM Participacoes SA (TSU) registró durante el primer trimestre una pérdida neta de 107,9 millones de reales brasileños (65,0 millones de dólares), un aumento frente a la pérdida de 19,5 millones de reales durante el mismo período del año pasado. El resultado se debió, en parte, a un aumento en la competencia y a una provisión de créditos en riesgo. La pérdida fue mucho mayor que las expectativas del mercado.