Los acreedores han otorgado a la siderúrgica brasileña Gerdau  metas de desempeño más fáciles para cubrir parte de la deuda de la compañía, informó Gerdau el lunes en documentos presentados a la Comisión de Valores Mobiliarios, o CVM.  El acuerdo con más de 40 instituciones financieras afecta a 3.700 millones de dólares de la deuda de Gerdau al 31 de marzo.  El acuerdo entra en vigencia de manera inmediata y se extenderá hasta el 30 de septiembre de 2010, según el documento de Gerdau a la CVM.  Las nuevas metas incluyen una flexibilización de la deuda respecto de las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o Ebitda. A partir de una relación margen de deuda bruta a Ebitda inferior a cuatro veces, la meta se modificará a una relación deuda neta a Ebitda de menos de cinco veces.