La bolsa española ha obtenido en julio el mejor resultado registrado desde hace más de 20 meses. Según datos ofrecidos por BME, “el efectivo contratado en renta variable durante el mes de julio alcanzó los 73.361 millones de euros”. 

Estas cifras, suponen un aumento del volumen negociado, incomparable al visto a lo largo del año anterior. En concreto en julio de 2012, el bono español y la prima de riesgo experimentaron sus peores récords . 

Aún así, los datos demuestran que durante los siete primeros meses del año, el volumen efectivo acumulado se ha situado en 399.824 millones de euros, con un descenso del 10,5% sobre el mismo período de 2012.