La Bolsa de Tokio ha decidido imponer una multa récord de 180 millones de yenes (1,45 millones de euros) a la rama japonesa del francés BNP Paribas Securities por violar las reglas del mercado en 2008, informó hoy el diario 'Nikkei'. Según el rotativo, BNP Paribas Securities Japan aconsejó al grupo inmobiliario nipón Urban Corporation, hoy desaparecido, que ocultase a los inversores algunas condiciones controvertidas sobre una emisión de bonos convertibles en 2008.