La bolsa de Tokio ha cerrado el miércoles con un descenso de 1,11%, después de la fuerte caída de Wall Street y del alza del yen en el mercado de cambios. El Nikkei 225 ha terminado la jornada a 18.049,51 puntos.