El importe que las entidades financieras tenían pendiente de liquidar con el Banco Central Europeo (BCE) moderó su ascenso en abril, al situarse en 67.434 millones de euros, un 40% más que hace un año, cuando alcanzó los 47.940 millones de euros, mientras que en marzo creció un 65% respecto al año anterior, según datos del Banco de España recogidos por Europa Press. El importe registrado en abril es el segundo más bajo del año, después de enero, mes en el que el importe alcanzaba los 57.488 millones de euros y muestra una notable caída respecto a los niveles de febrero y marzo, que superó los 70.000 millones de euros. De hecho, el importe de abril es un 7% inferior respecto a marzo.