La banca china está evitando inversiones en los bancos occidentales porque mantiene severas sudas sobre su salud financiera, según el presidente de uno de los principales bancos del país, China Construction Bank (CCB), Guo Shuqing, en declaraciones a 'Financial Times'. Shuging precisó también que los bancos chinos también se alejan de la inversión en mercados desarrollados por la escasez de potencial de crecimiento. Esta advertencia coincide con las intenciones de Goldman Sachs de vender 1.900 millones de dólares (1.329 millones de euros) en la entidad Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), el banco más grande del mundo por capitalización bursátil y por depósitos, según fuentes cercanas a la operación.