La balanza comercial de la eurozona registró un déficit de 8.700 millones de euros hasta abril, frente al superávit comercial de 600 millones registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, según la oficina comunitaria de estadística, Eurostat. En la Europa de los 27, la balanza comercial registró un déficit hasta septiembre de 82.400 millones de euros, un 22,9% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente, cuando acumuló un saldo negativo de 67.000 millones de euros.