El grupo asegurador francés Axa registró una caída del 38,8% en el beneficio neto de los seis primeros meses del año, hasta 1.323 millones de euros, informó la entidad.

La cifra de negocio de la segunda mayor aseguradora europea alcanzó los 48.414 millones de euros, un 1,8% menos, lastrada por la caída de la facturación en las unidades de gestión de activos y seguros de vida.