La patronal de promotores y constructores de España (APCE) acusó hoy al Gobierno de mantener una "inactividad absoluta" mientras el stock de viviendas sin vender se aproxima ya al millón de inmuebles y mantiene inmovilizados hasta 300.000 millones de euros que podrían inyectarse en la economía. El presidente de APCE, José Manuel Galindo, aprovechó su participación en unas jornadas sobre el mercado hipotecario iberoamericano para asegurar que algunas de las iniciativas adoptadas hasta el momento, como las recogidas en las disposiciones adicionales del Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 para convertir el stock en VPO, son "de medias tintas".