La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha revisado al alza en 170.000 barriles diarios la previsión de la demanda mundial de petróleo en 2010, hasta 86,5 millones de barriles diarios (mb/d), lo que supone un crecimiento del 1,8% respecto a 2009, que corresponde por entero al consumo procedente de países ajenos a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En este sentido, la organización internacional precisó que la revisión al alza de su pronóstico de consumo se corresponde con las proyecciones más vigorosas del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la economía, que se verán parcialmente contrarrestadas por los mayores precios y la debilidad persistente de la demanda procedente de la OCDE.