La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha revisado al alza en 130.000 barriles al día su previsión de demanda de petróleo para 2010, con lo que ahora se espera una demanda de 86,3 millones de barriles al día. Además, en su informe mensual, la AIE ha mantenido su previsión de demanda prácticamente sin cambios en los 84,9 millones de barriles diarios, una caída del 1,6% respecto a hace un año.