El personal destinado a la Administración General del Estado (AGE) y sus organismos autónomos contaba con 340.255 efectivos al cierre de 2008, un 1% menos que un año antes. Sin embargo el número de altos cargos se incrementó en un 6,6%, de los 346 a las 369 personas, según el 'Informe sobre el Empleo en Sector Público Estatal 2008' del Ministerio de Economía y Hacienda.