El banco español presenta una incuestionable estructura de máximos / mínimos crecientes iniciada a partir de los mínimos del año 2016, proceso que encontraría continuidad en tiempo y forma con la superación de los 4,429, en un entorno favorable para las compras desde un punto de vista técnico y cuantitativo.

CaixaBank se encuentra en pleno ataque al área de resistencia significativa comprendida en torno a los 4,429 / 4,387, cumpliendo de esta manera el objetivo al alza tras superar el proceso lateral de los 4,096 / 3,873. Gracias a este movimiento, las medias móviles se encuentran a un paso de cruzarse al alza, por lo que, en un activo con una tendencia alcista de largo plazo y reducida volatilidad, las compras presentan su candidatura a superar las resistencias citadas permitiendo al activo bajo estudio a entrar en terreno de subida libre.

CaixaBank en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación

 

 

Desde un punto de vista cuantitativo, analizando el comportamiento de CaixaBank a través de cuatro categorías como son tendencia, momento, volumen y volatilidad, el activo obtiene una valoración de 6 puntos sobre 10 puntos posibles, un aprobado que tiene visos de mejorar considerablemente una vez dichas medias móviles se crucen al alza, entorno que se considera respalda la superación de resistencias significativas.

Filtros técnicos de CaixaBank a 22 de ENE18

 

 

Por todo ello, la superación de los niveles anteriormente citados permitirían plantear posiciones largas o compradoras con un stop loss de medio plazo bajo los 3,873 o por debajo de los 4,221 para horizontes temporales de corto plazo.