El economista estadounidense y premio Nobel de Economía 2008, Paul Krugman, advirtió hoy de que se han agotado las "herramientas convencionales" que hasta ahora se han utilizado para salir de las crisis, y abogó por que los países lleven a cabo políticas más "drásticas". Krugman, quien participó en las jornadas "Innovae: La innovación como solución", organizadas por el Ministerio de Ciencia e Innovación, insistió en que los próximos años serán "especialmente difíciles" y "dolorosos" para España y aseguró que el incremento de la productividad y la inversión en innovación pueden ser una de las "claves" para la recuperación. No obstante, el premio Nobel de Economía reconoció que en algunos casos, la innovación "no ha ayudado mucho" y "no ha sido suficiente" para salir de la crisis, y puso como ejemplo el caso de EEUU, país que cayó en depresión aun después de un gran periodo de inversión en innovación. Krugman reiteró que "nos enfrentamos a una crisis extraordinaria" de la que nadie se salva y que ha sido resultado de "un gran optimismo económico".