Versatel, controlada por el operadora de telecomunicaciones sueco Tele2, ha vendido su negocio én Bélgica al grupo de telecomunicaciones holandés KPN por 95 millones de euros en efectivo.