El banco suizo Julius Baer (que en mayo se dividió en dos empresas: una de banca privada y otra ge gestión de fondos) redujo un 47% sus ganancias de la primera mitad del año, hasta los 218,6 millones de francos suizos. Este resultado ha sido inferior de los 209,5 millones que pronosticaron los analistas consultados por Bloomberg. El descenso se debió, principalmente, a la reducción de la gestión de activos, que cayó un 18%, y al desplome de los mercados de renta variable.