El banco suizo Julius Baer ha elevado sus proyecciones para el precio del oro en el 2009 y 2010, debido a las mayores expectativas de inflación a largo plazo y a una robusta demanda de fondos negociables en bolsa. El banco pronosticó que el oro alcanzaría los 925 dólares la onza a fines del 2009, desde una proyección previa de 875 dólares. Julius Baer subió además su estimación y proyectó que el metal alcanzaría los 1.050 dólares la onza en el 2010, desde los 900 dólares por onza que había pronosticado anteriormente.