El consejero y vicepresidente de Iberdrola, Juan Luis Arregui ha presentado su dimisión como vocal, anunció hoy la compañía en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Con esta dimisión se cierran las especulaciones de conflicto de interés que han acabado por decidir al consejero a abandonar la compañía.

La renuncia de Arregui se ha conocido apenas media hora antes del inicio de la junta general de accionistas de Iberdrola, en la que ACS designará un vocal que, previsiblemente, será rechazado con posterioridad por la eléctrica, al considerar que la constructora es competidora directa en el negocio de la energía.
La presencia de Arregui en el consejo de Iberdrola era uno de los posibles argumentos a favor de ACS ya que Ence recientemente ha diversificado su actividad con inversiones en el sector energético y, por este motivo, podría incurrir también en un caso de competencia directa.
La renuncia de Arregui ha sido aprobada en un consejo de administración de la eléctrica celebrado hoy a las 10:00.Fuentes de la compañía aseguraron que esta reunión no reviste carácter extraordinario ni tuvo como objeto aceptar la dimisión del vocal, sino que suele celebrarse tradicionalmente antes de la junta general de accionistas.
Iberdrola afirma en un comunicado que Arregui ha sido quien ha decidido renunciar al cargo, que hoy iba a ser sometido a reelección en la junta de accionistas junto a los de otros seis consejeros, entre los que figuran el presidente de la propia eléctrica, Ignacio Sánchez Galán.
Arregui es, además de consejero de Iberdrola, uno de los dos vicepresidentes de la compañía, junto a Víctor Urrutia. Además, con un 0,57%, es el vocal con más participación individual en la eléctrica, en cuyo consejo de administración lleva quince años.
En el comunicado de renuncia, Arregui muestra su apoyo al "proyecto industrial" de la eléctrica. "Seguiré siendo leal a Iberdrola, a su presidente y al proyecto industrial del grupo" y "siento un cierto orgullo de haber podido contribuir al liderazgo de la compañía en el sector energético".
Según fuentes cercanas a la eléctrica han indicado que con esta dimisión se zanja cualquier especulación sobre el conflicto de interés.
Además, Álvaro Videgain Muro dimitió hace tan solo diez días como consejero de Iberdrola Renovables debido al conflicto de interés que le provocaba su pertenencia al órgano rector de la empresa Sener, que recientemente cambió su objeto social para iniciar actividades en el sector de la energía.