JP Morgan ha recortado el precio objetivo de Iberdrola de 7,6 euros hasta los 7,2 euros. Ayer, las acciones de la eléctrica escalaron un 1,61% hasta los 6,62 euros.