JP Morgan elevó su previsión sobre los precios del petróleo estadounidense en el cuarto trimestre a 65 dólares el barril, frente a los más de 55 dólares que había estimado en mayo, ante las expectativas de una recuperación económica y factores estacionales. JP Morgan (JPM.N) también revisó su pronóstico para fines del próximo año a 70 dólares el barril, desde los 60 dólares estimados en su más reciente reporte mensual sobre el mercado energético.