El ex ministro socialista Jordi Sevilla se declaró hoy a favor de que los bancos pongan a la venta su stock de viviendas en el marco de un plan pactado con el Banco de España que permitiera a las entidades financieras "deglutir razonablemente" durante los próximos años las pérdidas que esta medida acarrearía en sus balances, sin "atascar" la concesión de créditos al resto de la economía.