Los inversores podrían estar subestimando el potencial alcista de Microsoft  con el lanzamiento de Windows 7, la próxima versión de su sistema operativo, afirma Jefferies. La firma eleva el precio objetivo de MSFT de 22 a 26 dólares, al afirmar que el producto "podría estimular un ciclo rápido de modernización de las computadoras personales a nivel corporativo a partir de finales del 2010". MSFT "está valuada muy por debajo del S&P, a pesar de su competitividad, crecimiento y perfil de rentabilidad. Creemos que la acción de Microsoft podría tener un desempeño significativamente superior al de sus homólogas y el S&P en los próximos de 12 a 18 meses". Las acciones de la compañía subían el 1,8% a 23,84 dólares.