Las acciones de Jazztel sufrían otro chaparrón de ventas en el parqué madrileño, afectadas aún por la nota publicada por Goldman Sachs del pasado viernes en la que recortaba a la mitad su precio objetivo para la operadora de Alcobendas, al tiempo que reiteraba la recomendación de 'vender', según los agentes. Goldman ha justificado el recorte en el precio objetivo --de 0,23 a 0,12 euros-- por un mayor conservadurismo en sus cálculos bajo la metodología de valoración por descuento de flujos de caja.