Jazztel cerró el primer trimestre del ejercicio con unas pérdidas netas de 64 millones de euros, lo que se traduce en un descenso del 55% respecto al mismo periodo de 2006, informó hoy la operadora.
La facturación de Jazztel ascendió a 63,3 millones de euros, un 18% más que la registrada entre enero y marzo de 2006, en tanto que el resultado bruto de explotación (Ebitda) arrojó unas pérdidas de 46,1 millones de euros, un 87% menos que el año anterior. Jazztel señala en un hecho relevante que las reducciones registradas tanto en el Ebitda negativo como en las pérdidas netas reflejan "la positiva evolución observada en trimestres anteriores". La compañía que preside Leopoldo Fernández Pujals invirtió 12,7 millones de euros entre enero y marzo, un 55% menos que en el mismo trimestre del año anterior debido a que el despliegue de red está prácticamente completado.