La firma de calificación crediticia Standard & Poor's ha rebajado el rating de Merrill Lynch, Lehman Brothers y Morgan Stanley por la posibilidad de que se vean obligadas a anunciar nuevas depreciaciones de sus activos. La calificación Morgan Stanley, la segunda entidad por capitalización de mercado, ha caído a A+ desde AA-. Mientras que a Merrill Lynch la ha recortado hasta A desde A+, al igual que a Lehman Brothers. Además, la agencia de calificación mantiene una previsión negativa sobre las tres entidades. “Las acciones negativas reflejan la continuidad de la debilidad de la banca de inversión y el potencial para anunciar nuevas depreciaciones de activos, aunque no de la magnitud de los anteriores trimestres”, comentó Tanya Azarchs, analista de S&P.
Al mismo tiempo, la agencia revisó la previsión de Bank of Americay JPMorgan hasta “negativa”. En el caso de Citigroup retiró la previsión de rebajar de categoría y la mantiene en perspectiva “negativa”, mientras que a Wachovia se colocó en revisión para una posible rebaja. ”Las perspectivas en las grandes instituciones financieras del sector en los EE UU son ahora predominantemente negativos”, declaró S&P.