La firma de capital riesgo norteamericana Texas Pacific Group (TG) ha adquirido un 23% de la hipotecaria británica Bradford & Bingley por 179 millones de libras esterlinas (226 millones de euros), tras anunciar esta última que sus condiciones de negocio se han deteriorado en los últimos meses y que se han incrementado los impagos. La adquisición de esta participación se realizará en dos tramos, en primer lugar a través de la suscripción de cerca de 30,9 millones de títulos, representativos del 5% del capital. El segundo tramo, que está pendiente del visto bueno de los accionistas, supone la suscripción de 294 millones de títulos a un precio de 55 peniques por acción. Tras ejecutarse ambas operaciones, TPG pasará a convertirse en el mayor accionista de la firma y tendrá derecho a dos asientos en el consejo del grupo. B&B había anunciado una ampliación de capital de cerca de 258 millones de libras esterlinas (323 millones de euros), que junto a la inversión de TPG, supondrá una inyección de capital de cerca de 400 millones de libras esterlinas (505 millones de euros).
Dicha ampliación de capital, que se realizará a un precio de 55 peniques por acción ha sido suscrito en su totalidad por Citigroup y UBS Además, el grupo ha anunciado la dimisión de su actual consejero delegado, Steven Crawshaw, con efecto inmediato por "severos" motivos vinculados a una enfermedad. Su sustituto en el cargo será el presidente de la firma, Rod Kent. "Las últimas semanas han supuesto un desafío para Bradford & Bingley", subrayó Kent, quien explicó que el avance de resultados o 'trading update' se ha deteriorado como consecuencia de "un entorno de mercado más difícil". Kent ha aprovechado para dar la bienvenida a TPG al accionariado. "Con la posición de capital fortalecida y las posibilidades que ofrece TPG, estoy seguro de que podremos desarrollar el negocio para explotar las oportunidades del mercado a medio plazo", ha asegurado, mostrándose optimista. Con respecto a los resultados de la hipotecaria, los primeros cuatro meses de 2008 han sufrido el impacto de menos ingresos por intereses y del aumento de los cargos de impago, lo que ha resultado en los beneficios subyacentes de 56 millones de libras esterlinas (70 millones de euros), la mitad de los registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, de 107 millones de libras esterlinas 8135 millones de euros). La firma cita además, cargas por impagos de 36 millones de libras esterlinas (45,4 millones de euros) hasta abril, una cifra muy superior a los 23 millones de libras (34 millones de euros) registrados durante todo el ejercicio 2007. Si embargo, B&B asegura que el grupo ha tenido financiación suficiente para todas sus operaciones y que permanece financiada de cara a 2009 a pesar de las proseguidas dificultades en los mercados financieros.