Wall Street se viste de rojo y la desconfianza sobrevuela, una jornada más, sobre el parqué neoyorquino. El sector financiero se sitúa en la diana de las miradas después de que la firma de capital riesgo Texas Pacific Group adquiriera un 23% de la hipotecaria británica Bradford & Bingley que anunció un deterioro en su negocio y un incremento en los impagos. Los datos macroeconómicos tampoco consiguen alejar los malos augurios, el ISM Manufacturero está un mes más en niveles de contracción económica aunque por encima de lo esperado por el mercado, se situó en los 49,6 puntos. Mientras tanto el petróleo recorta posiciones y desciende hasta los 126 dólares el barril. Así las cosas, en la apertura del mercado el Dow Jones cede un 0,75% hasta los 12.453 puntos, el tecnológico Nasdaq recorta un 0,92% hasta los 2,499 puntos y el S&P 500 pierde un 0,84% hasta los 1.388 puntos.
Pintan bastos en el ambiente de la bolsa neoyorquina. Los inversores no ven con buenos ojos el hecho de que la firma de capital riesgo norteamericana Texas Pacific Group se lance al rescate de la hipotecaria británica Bradfor & Bingley. La americana adquirirá un 23% de la británica por valor de 226 millones de euros después del anuncio de la compañía de un importante deterioro en sus condiciones de negocio y un crecimiento en el número de sus impagados. La noticia no sienta bien en el sector financiero estadounidense y las dos hipotecarias avaladas por el Gobierno de Estados Unidos, Fredie Mac y Fannie Mae recortan posiciones, un 1,38% y un 0,44% respectivamente. Tampoco pinta bien este lunes para el sector bancario, al menos al comienzo de la sesión, Citigroup cede un 1,51%, Merrill Lynch pierde un 0,77%, JP Morgan recorta un 1,49% y Lehman Brothers retrocede un 1,49%. Wachovia comienza hoy la sesión con papel protagonista a tenor del abandono forzado de su presidente ejecutivo Ken Thompson del cargo, para ser sustituido por Lanty Smith, el actual titular de la junta de directores. Thompson -quien trabajó para Wachovia por 32 años y dirigió la compañía durante los últimos ocho- impulsó hace dos años la compra por 25.000 millones de dólares del banco de California Golden West, una operación que expuso a Wachovia al sector hipotecario en el atribulado mercado inmobiliario de ese estado del país. El directivo se vio forzadoa presentar su dimisión a petición del consejo de administración de la entidad ante "una serie de desacuerdos" que impactaron negativamente al banco. "La decisión alcanzada por el consejo no se debe a un único factor, sino a una serie de desacuerdos y contratiempos acumulados que han impactado negativamente a la entidad", ha señalado el banco en un comunicado. Después de los cambios directivos, los títulos de la entidad retroceden un 3,19%. En el ámbito macroeconómico el ISM Manufacturero continúa en niveles que indican contracción económica –por debajo de 50 puntos- aunque crece con respecto al mes anterior para situarse en los 49,6 puntos frente a los 48 puntos que esperaba el consenso de analistas. Además los gastos de construcción se recortaron en abril un 0,4%, un dato también mejor de lo esperado ya que se preveía una caída del 0,6%. El petróleo se mantiene como importante protagonista de los mercados y en esta jornada suaviza su escalada de precios. El barril de West Texas se cotiza en los 126 dólares. El oro negro da una tregua al mercado aunque continúen los temores por el suministro y es que el comienzo de la temporada de huracanes en el Atlántico ya ha provocado el cierre de dos puertos petrolíferos en el Golfo de México el domingo. De la mano del crudo, las aerolíneas se atragantan en esta primera sesión de la semana. Las previsiones indican que perderán este año 6.100 millones de dólares si el precio del combustible se mantiene en 135 dólares por barril el resto del ejercicio, según advierte la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). En el sector, US Airways recorta un 0,51%, Delta pierde un 1,79% y Southwest Airlines retrocede un 0,68%. Gráfico Dow Jones