El Gobierno japonés utilizará 5.000 millones de dólares de reservas de divisa extranjera para aliviar la escasez de fondos en dólares de las empresas locales, anunció hoy el ministro de Economía nipón, Kauro Yosano. Los fondos saldrán del cerca de billón de dólares en divisasa que posee Japón y se otorgarán en forma de créditos a través de Banco Internacional de Cooperación de Japón (JBIC) a partir de este mismo mes. Según informa hoy el diario económico "Nikkei", el fabricante Toyota sería de los primeros en solicitar estas ayudas, pues pretende un préstamo en dólares por valor de 200.000 millones de yenes (unos 2.060 millones de dólares) para garantizar sus operaciones en EEUU.