Japón está dispuesto a ayudar al Fondo Monetario Internacional a acudir al rescate de los países más afectados por la crisis crediticia, anunció el ministro japonés de Finanzas, Shoichi Nakagawa . 'Si hay algo que el FMI pueda hacer, quiero que lo hagan con flexibilidad. Japón cooperará con eso, incluyendo proporcionar fondos para ello', dijo el jueves Nakagawa a los periodistas en Washington. El ministro hablaba en la víspera de una reunión de los ministros de economía y jefes de bancos centrales del grupo de las siete naciones más ricas del mundo (G7), cuyo apoyo será crucial para que funcione el plan. 'El impacto de la crisis crediticia se está extendiendo al mundo. Para minimizar la reacción en cadena, Japón está listo para asumir el liderazgo al contribuir para apoyar a estos países proporcionando fondos. Y mañana pediré la cooperación de otros países en la reunión del G7', añadió.