Japan Airlines (JAL), la mayor aerolínea de Asia por ingresos, estudia reducir sus rutas internacionales en los tres próximos años, lo que supondría una caída del 20% de sus ventas y eliminar hasta 6.000 puestos de trabajo, 1.000 más que los anunciados por la compañía. Según desveló hoy la agencia de noticias 'Kyodo', JAL acometería esta reducción de operaciones como parte de su plan de reestructuración para afrontar los 'números rojos' que arrastra desde 2008, ya que le permitiría reducir un 30% sus costos operativos.