Japan Air Lines, la mayor aerolínea japonesa por índice de ingresos, aumentó sus 'números rojos' en el primer semestre fiscal (de abril a septiembre) con unas pérdidas récord de 131.220 millones de yenes (981 millones de euros), frente a unas ganancias de 36.600 millones de yenes (274 millones de euros), resultado que achacó al efecto de la gripe A y al recrudecimiento de la crisis en un periodo "extremadamente grave", informó hoy en un comunicado.