La llegada de ‘Super Mario’ al gobierno italiano ha concedido un bala de oxígeno a los mercados europeos. Nuestro selectivo sube en la preapertura un 0,65% al compás de Europa, tímidos rebotes que auguran una jornada de gran volatilidad nuevamente en la renta variable. Asia ha cerrado en positivo gracias, entre otras cosas, a que Japón crece por primera vez en cuatro meses. El euro afianza su posición en el 1,37.

El Ibex 35 abre la semana al alza con una subida ligeramente superior al 0,6% y recupera los 8.600 puntos. Los futuros de las principales bolsas europeas mantienen el tono positivo con el que despidieron la semana pasada, aunque con un menor grado de euforia. Los avances oscilan entre el 0,5% y el 0,8% en el Dax alemán, el Cac francés y el Eurostoxx50.

La resolución del conflicto italiano ayuda a la renta variable a recuperar enteros, aunque a todas luces necesita fuerza. La llegada del tecnócrata Mario Monti al Gobierno italiano y de Lucas Papademos a Atenas ha dado alas también a la moneda única que rebota hasta el 1,37 frente al dólar americano.

La temporada de presentación de resultados tendrá continuidad con las cuentas de OHL, Banca Cívica, Almirall, Vueling y, al cierre de la sesión, ACS.