Italia ha cumplido su objetivo: colocar 5.000 milllones de euros en bonos a un año. Eso sí, el precio que ha tenido que pagar supone el doble de la última subasta -  el 6.087%-  y el más alto desde 1997.
Italia ha conseguido colocar en el mercado los 5.000 millones de euros en deuda a un año pagando el doble del tipo de interés, el 6.087%. Un tipo de interés que supone el doble del 3.57% que tuvo que pagar en el mes de octubre. La prima de riesgo, todavía por encima de los 500 puntos básicos.

El rendimiento de los bonos italianos a un año se ha situado en el nivel máximo desde septiembre de 1997, en un momento de máxima tensión en el mercado de deuda y con la prima de riesgo del país transalpino en máximos históricos.



Según los expertos, la subasta ha ido mejor de lo que indicaba el mercado secundario, pero aun así los actuales niveles de rentabilidad no son sostenibles. Les preocupa el aumento de 250 puntos básicos desde la subasta anterior y destacan que los inversores minoristas domésticos han sido los principales impulsores de la demanda.

Tras la subasta, la prima de riesgo italiana, que se mide con la diferencia entre el bono alemán y el italiano a diez años, se redujo a 517 puntos básicos. Mientras que el interés de los bonos decenales bajo de la barrera psicológica del 7%, que se superó ayer, y se colocó en un 6,95%.