El banco central de Islandia rebajó el jueves sus tipos de interés en 100 puntos básicos por cuarta vez consecutiva en varios meses hasta el 12% debido a que la inflación se ha contraído lentamente y la divisa se ha estabilizado levemente.  El recorte se situó en línea con las previsiones de Islandsbanki, que esperaba una leve reducción tras meses de agresiva política de recortes.  En su último anuncio del 7 de mayo, Sedlabanki dijo que podría esperarse un recorte "significativo" en junio, con una rebaja gradual de ahí en adelante. Una mayor rebaja depende de la estabilidad de la débil divisa nacional la corona, así como de las crecientes restricciones fiscales del Gobierno.  Según representantes del Fondo Monetario Internacional, aún no se han cumplido las condiciones para un mayor recorte en junio. La incertidumbre sigue presente en los planes fiscales del Gobierno y la recapitalización de los bancos comerciales del país podría retrasarse.