Es probable que Islandia se vea obligada a mantener los controles al capital un tiempo y su banco central pretende comenzar a retirarlos en 2010, señaló su gobernador, Svein Harald Oygard. En una entrevista al margen de las reuniones del Banco Internacional de Pagos el domingo, Oygard dijo que la máxima prioridad del banco central islandés es la estabilidad de la divisa y que todo recorte de los tipos de interés se realizó teniendo ese factor en cuenta. Dijo también que en su opinión Islandia podría cumplir los criterios para entrar en el euro en cuatro años, pero que también cabe la posibilidad de que se recupere la confianza en la moneda nacional, la corona islandesa.