El director de financiación y gestión de deuda de la agencia del Tesoro irlandesa, NTMA, ha intentado calmar los ánimos declarando que Irlanda puede permitirse no acudir a los mercados de bonos durante algunos meses hasta que los diferenciales vuelvan a unos niveles más aceptables."Si tuviéramos que saltarnos un par de meses o así, eso no nos causaría ningún problema. (...) Tenemos un colchón suficiente de efectivo", dijo el directivo.