Irak ha anunciado su intención de elevar su producción de petróleo hasta los seis millones de barriles diarios en los próximos seis años, lo que supondría un aumento de tres millones y medio de barriles sobre su producción actual. El ministro de Petróleo iraquí, Husein Shahrastani, aseguró en una entrevista publicada hoy por el diario "Al Hayat" que se podrá alcanzar esta producción una vez que se desarrollen varios campos petrolíferos en el país, incluido el de Maynun, el más grande del país, situado cerca de la frontera con Irán. "Nuestra capacidad actual es de unos dos millones y medio de barriles diarios, y la primera etapa de desarrollo de los campos petrolíferos incluye un aumento de la producción en un millón y medio de barriles", aseguró Shahrastani a este diario en lengua árabe que se edita en Londres.