Los datos de la eurozona dominan una semana tranquila con la revisión definitiva de la cifra de inflación de marzo que debería confirmar el fuerte frenazo interanual aparecido en el dato adelantado. "Los mercados seguramente fijarán su atención en cualquier descenso mayor de lo esperado de la inflación subyacente", dijeron los economistas de UBS en una nota de análisis para sus clientes. "También esperamos que el índice general de la tasa de inflación se confirmará en un 0,6% interanual", dijo UBS. Los datos de los pedidos industriales de la eurozona seguramente van a derrumbarse aún más al tiempo que los datos de varios países han caído aún más en los últimos meses, con una segunda caída consecutiva superior a un 20% interanual en Alemania en febrero y con una caída récord de la producción de un 20,7% anual en febrero en Italia.