Los precios para consumidores en Francia (IPC) registraron una subida de 0,3% en mayo respecto al mes anterior, en línea con las expectativas. En términos interanuales la inflación gala se sitúo en el 1,1%, una décima por debajo de lo esperado.