El grupo Intel, líder mundial de los microprocesadores, registró un aumento neto de sus ganancias del segundo trimestre, impulsado por el aumento de su volumen de negocios. La empresa registró un beneficio neto en aumento de 25%, a 1.600 millones de dólares, con una resultado por acción de 28 centavos, superior a los 25 centavos esperados por los analistas. El volumen de negocios del trimestre aumentó un 9%, a 9.500 millones de dólares, mejor que los 9.320 millones esperados, con un margen bruto mejorado en 55,4%, contra 53,8% en el primer trimestre de 2008.
El grupo espera para el tercer trimestre una margen bruto mejorado al 58%, con costes de reestructuración y ajustes de valor de activos de 60 millones de dólares. Para todo el año, la empresa prevé un margen bruto del 57%, pero con depreciaciones previstas de 4.400 millones de dólares.