Tras caer por siete meses consecutivos, los inicios de construcción de viviendas en Estados Unidos registraron en febrero un sorpresivo aumento, gracias a un repunte significativo en la construcción de departamentos y a un incremento moderado en los inicios de viviendas unifamiliares.  Los inicios de construcción crecieron un 22,2% en febrero, a una tasa anual ajustada por factores estacionales de 583.000 unidades, informó el martes el Departamento de Comercio de Estados Unidos.  Los economistas consultados por Dow Jones Newswires habían proyectado, en promedio, un descenso del 1,3% en febrero a una tasa anual de 460.000.  En enero, los inicios de construcción cayeron un 14,5% a 477.000. El Gobierno había estimado inicialmente una disminución del 16,8% a 466.000 para enero.  La actividad en el sector ha sido golpeada por los elevados inventarios y la recesión económica actual.