El banco holandés ha anunciado su intención de vender en los próximos años entre 10 y 15 negocios con el objetivo de obtener entre 6.000 y 8.000 millones de euros con los que reforzar su capital. En sus anteriores previsiones barajaba menores desinversiones, por valor de unos 2.000-3.000 millones.