ING ha elevado el precio objetivo de los títulos de la petrolera desde los 25,4 hasta los 28,4 euros. Ayer, las acciones de Repsol cerraron con una escalada del 1,81% hasta los 27,52 euros.