El grupo financiero holandés ING Group  dijo el lunes que ya devuelto la primera mitad de los 10.000 millones de euros que le debía al Estado holandés tras completar una ampliación de capital de 7.500 millones de euros.

ING había anunciado con anterioridad que pagaría la mitad de la ayuda antes de Navidad.  El pago se produce tras la ampliación de capital, que fue suscrita en un 97%.

En el momento más duro de la crisis financiera, el Estado holandés inyectó 10.000 millones de euros en ING y acordó garantizar el riesgo de 28.000 millones de euros de una cartera de valores Alt-A, títulos respaldados por hipotecas con una calificación que está entre medias de las prime y las subprime.