La secretaria de Estado de Comercio, Sivia Iranzo, pronosticó hoy que el déficit comercial de España caerá un 55% en 2009, mientras que el sector exterior aportará un 2,3% este ejercicio y un 0,7% en 2010, contribuyendo a un "menor recurso a la financiación exterior" de la economía española, que según la previsión del Gobierno se reducirá hasta el 5,2% del PIB en 2010.
Durante su comparecencia ante la Comisión de Industria para explicar la dotaciones para su departamento consignadas en los Presupuestos Generales del Estado para 2010, Iranzo admitió que las exportaciones registrarán un comportamiento negativo en el conjunto de 2009, con una previsión de caída del 16,2%. Por contra, las importaciones caerán un 20,5%.

Frente a estos datos negativos, Iranzo destacó que en el segundo trimestre de este año se registró por primera desde finales de 2008 un comportamiento positivo de las exportaciones, que registraron un crecimiento intertrimestral del 2,4%. "De alguna manera estamos observando una recuperación", señaló, si bien matizó que Industria observará estos datos "con las cautelas necesarias".

No obstante, en la memoria económica que acompaña al proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado el Gobierno habla de una "visible recuperación" de las exportaciones de bienes y equipos para 2010, alcanzando un repunte del 2,1%, "que previsiblemente implicará una ligera ganancia de cuota en los mercados internacionales".

CONTENCIÓN EN LOS PRECIOS DE EXPORTACIÓN

Según este informe, esta recuperación será posible gracias al esfuerzo de contención en los precios de exportación, con reflejos en caídas de la relación real de intercambio desde 2010 que se verán reforzadas por descensos en los costes laborales unitarios reales, contribuyendo a una mejora de la competitividad al tiempo que se registrará una "ganancia" en lo referente a las importaciones.

En este sentido, Iranzo defendió que todos los indicadores muestran que las exportaciones españolas serán más competitivas que las de los países de su entorno, en buena medida gracias al diferencial negativo de inflación con la zona euro, al tiempo que las empresas de nuestro país aumentan su presencia internacional.

Iranzo admitió que la "austeridad" presupuestaria ha hecho mella en las cuentas de su departamento, que verá reducido su Presupuesto en un 13%, respecto a la ejecución prevista para 2009 tras los acuerdos de no disponibilidad de crédito suscritos este año. "Estamos aprendiendo a seguir funcionando, mantener e incluso intensificar nuestras políticas en un contexto de menores recursos", aseguró.

BONIFICACIÓN DEL 70% EN LAS OFICINAS COMERCIALES

La secretaria de Estado defendió que el Gobierno mantiene su apoyo a la internacionalización de las empresas españolas y anunció que entre las medidas para ayudar a las compañías en este momento de crisis se ha incorporado una "bonificación del 70%" de los servicios que prestan las oficinas comerciales en el exterior.

Aún así, Industria se ha visto obligada a "posponer" alguno de los planes de Industria para el apoyo de la empresas, como la expansión de las oficinas comerciales o el desarrollo de las redes informáticas.