La junta de accionistas de Indra propondrá en su próxima cita, el 21 de junio, ampliar en uno el número de consejeros, así como dar entrada a Mónica de Oriol y a Luis Lada como independientes.
Además, tiene previsto plantear el nombramiento como consejeros de Eusebio Vidal-Ribas, consejero director general de Casa Grande de Cartagena, y de Felipe Fernández, Director General de Cajastur, en representación de sus compañías. Otra de las propuestas será simplificar la estructura societaria de Indra tras la integración de Azertia y Soluziona, y adquirir el 50 por ciento de BMB, sociedad especializada en servicios de externalización de procesos de negocio para el sector financiero, hasta llegar al cien por cien. El cambio que se planteará en la reunión será, según la empresa, la fusión por absorción de las tres compañías y el inicio de un proceso para aglutinar los servicios en tres nuevas sociedades: las actividades de BPO por un lado, la red de centros de desarrollo de software por otro, y finalmente, las actividades de consultoría estratégica y de negocio. El Consejo propondrá la salida de Manuel Azpilicueta y Juan Carlos Ureta, de acuerdo con la renovación escalonada que inició la compañía en 1999, y su sustitución por Luis Lada, que hace un año dejó los cargos directivos de Telefónica para quedarse como asesor, y Mónica de Oriol