La compañía tecnológica Indra se centrará este año en crecer orgánicamente y cerrará el ejercicio con un beneficio neto de 188,4 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 24,7% respecto al resultado obtenido en 2007, según las estimaciones del banco Citigroup. Además, la compañía que preside Javier Monzón elevará un 9,5% su beneficio por acción, que se situará en 1,094 euros, frente a los 0,999 del año anterior, y aumentará un 9,7% su facturación, que ascenderá a 2.394,1 millones de euros a cierre de 2008. Los títulos de Indra suman a las 11:46 horas un 0,29 por ciento hasta los 17,46 euros.